¿Viajar de noche o de día?

Si alguna vez te has hecho esta pregunta te interesa leer este artículo.
  • Noticias
  • Comentarios desactivados en ¿Viajar de noche o de día?

Estamos en la época del año que más desplazamientos se hacen. Por este motivo, hemos aprovechado para resolver la duda que muchos conductores han tenido alguna vez: ¿es mejor viajar de noche o de día? Pues… todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Seguro que alguna vez has oído a alguien decir que prefiere viajar por la noche porque hay menos tráfico. Esto es cierto, pero hay otros factores que hacen que la probabilidad de tener un accidente en esas horas sea mucho más alta.

Si dividimos el número de accidentes de tráfico que hay durante la noche entre el número de desplazamientos que hay en esas horas, obtendremos una cifra mucho más alta que si hacemos la misma operación con los datos de las horas diurnas.

Esto significa que el riesgo de sufrir un accidente en los viajes nocturnos es mucho más alto. La respuesta a la pregunta de si es más seguro viajar por la noche o por el día es clara: por el día, pero, ¿por qué aumenta tanto el riesgo en los desplazamientos nocturnos?.

Menor visibilidad

Una persona completamente sorda puede conducir; también aunque tengamos alguna minusvalía física en los brazos o piernas, incluso si somos sordos y mancos… Sin embargo, si no tenemos un mínimo de agudeza visual, no podremos conducir, aunque el resto de nuestras capacidades físicas estén al 100%. El motivo es que la mayor parte de la información que necesitamos para poder circular la recibimos a través de la vista. Ver es fundamental para conducir.

Aquí ya tienes la primera causa por la que conducir por la noche es más peligroso, porque no vemos. Por muy buenos que sean nuestros faros, por mucha agudeza que tengan nuestras pupilas, siempre tendremos un campo de visión mucho menor de noche que de día. Percibimos los obstáculos más tarde y con menos tiempo para reaccionar.

Riesgo de sufrir fatiga

Otro factor importante de riesgo es la fatiga. El ser humano es un animal diurno (incluso el universitario post adolescente). Siempre que hagamos trabajar a nuestro cerebro en las horas en las que debería estar descansando, estamos «forzando la máquina».

Animales en la carretera

Aunque es cierto que por la noche circulan menos vehículos, no son los únicos que usan la carretera. Hay muchos animales de hábitos nocturnos que pueden aparecer en medio de la calzada de improviso. El riesgo de atropello a animales se multiplica por cuatro durante la noche, porque, además de haber más animales silvestres a esas horas, los vemos con menos anticipación. No ver a un jabalí durante el día para poder esquivarlo o evitar el accidente es casi imposible, pero por la noche te lo encuentras sin tiempo de reacción posible.

 

 

Back to top